Etiquetas

, ,

Reconozco que me considero una enamorada de los aromas, el mundo de los perfumes y de los olores me ha cautivado desde la más tierna infancia. Durante mi vida he recibido golpes aromáticos que me han transportado de forma sorprendente decenas de años atrás, provocando en mi vuelcos de sensaciones

Nos situamos: 2013, siglo XXI, Big Data…

Hibridemos (música maestro!):

el perfume

Marketing olfativo o aromarketing

Parece una revolución hablar de marketing olfativo, cuando es algo que los vendedores de castañas o de palomitas llevan haciendo desde hace muchos años. ¿Quién no ha caído en el pecado de comprar gofres solo por hipnotismo sensorial?

En otro ámbito, he de reconocer cosas como que siempre iba a una tienda a la que su ropa no me gustaba especialmente, pero que me encantaba cómo olía, que me han hecho un regalo de una marca desconocida y he pensado “huele a tienda cara“, o que me entusiasma cuando echan perfume a la bolsa de papel grueso antes de meter mi nueva compra envuelta con mimo en pepel de seda… ¿quién pensó que esos detalles no importan? La experiencia en tienda sigue importando, y mucho, y el último caso es uno de los que me atevería a decir que destaca, y no sólo por ese detalle, sino que podría nombrar unas cuantas cosas especiales más del mismo establecimiento.

El marketing olfativo es una seña más de identidad de una marca, y como tal, gana y pierde clientela (como no entrar a tiendas porque su olor no lo identificamos con nuestro perfil, tomando la decisión de manera inconsciente, pero clara).

En un futuro esto seguirá tomando dimensión a través de otros medios como el cine, en que podremos oler la pólvora o los neumáticos quemados, dado que actualmente ya está presente desde concesionarios a tiendas de bricolage o de tecnología que tienen aromas propios y relacionados con la marca.

Bases de datos de perfumes y sus notas

Desde hace un tiempo existen en internet diversas páginas que dan información sobre las notas de base, medias y altas de casi prácticamente todos los perfumes del mercado. Algunas son básicamente wikipedias orientadas a la venta. En ellas puedes hacer búsquedas por notas, por marcas, por color, e incluso por el diseñador de la propia fragancia (el propio creador, además de la marca comercializadora). Son bases de datos que independientemente de lo que vendan, trabajan con información que cruzan, condensan, filtran y sintetizan.

Si tu búsqueda comienza con un perfume conocido, juegas con una baza, sin embargo, las lagunas están (oh, tristeza) en que (de momento) no puedes testar inmediatamente los resultados devueltos.

Tecnología olfativa 

Ya es posible oler a través de dispositivos conectados a nuestros propios ordenadores. En el caso de Olly obtendremos un aroma diferente para nuestras distintas notificaciones. En el caso de i-Aroma podríamos oler mezclas hechas entre 6 componentes. Marcas como Motorola o Sony Ericson han presentado patentes de la incorporación de geles que desprenden esencias en sus terminales al calentarse. Lo que está claro es que algún día será posible traducir de alguna forma esos olores de forma que tengamos dispositivos que los interpreten y los lancen.

Agitemos!

Es posible contemplar la opción de que la venta de perfumes en el mundo cambiará radicalmente mezclando la evolución tecnológica con el componente humano, tendremos bases de datos que chequeen nuestros Si/No/Quizás o puntuaciones por escala, poniendo ante nosotros todas las posibilidades del mercado de forma automática en función de los ingredientes y nuestros gustos, encontrando así nuestra verdadera esencia ideal.

Probaremos desde casa esos perfumes, clic a clic, reduciendo o aumentando posibilidades aconsejados por algoritmos que devuelvan fielmente resultados satisfactorios.

Probaremos en tienda a través de tecnologías que permitan crear nuestro perfil de cliente y almacenen nuestras preferencias, cada perfume tendrá una adaptación a nosotros tal y como hoy en día los sistemas de recomendaciones musicales hacen. Sabremos automáticamente si un perfume recién lanzado al mercado puede gustarnos o no, el marketing será mucho más efectivo, las ventas para las empresas también, se reducirán las incertidumbres y nos encantará descubrir un aroma que verdaderamente dé respaldo a nuestra personalidad…

… siendo maravillosa la mezcla de la tecnología y lo humano para adaptar una esencia a la nuestra propia.

Anuncios