Después de probar Yes.fm, Spotify y Last.fm (por orden inverso), podemos decir que en general se tratan de plataformas de música en streaming como significado común, aunque con grandes diferencias.

Si no has probado ninguno de los tres, personalmente yo los definiría así (simplificando mucho):

  • Last. fm en mi experiencia sirve para dos cosas: como contenido social, ya que “monitoriza” la música que escuchas en tu ordenador, agregándola a tu perfil (perfil que puedes compartir en blogs y/o redes sociales como Facebook etc) o bien, sirve para escuchar música, ya sea la emisora de un artista, de un tag o de un usuario. Tiene más funciones sociales como eventos, etc. Tienen pensado hacerlo de pago.
  • Spotify sirve básicamente para escuchar música en streaming, funciona con un usuario mediante software.
  • Yes.fm está a medio camino entre Last.fm y Spotify. Versión de prueba gratuíta, versión final, de pago.

Después de probar los tres, cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

LAST.FM:
– Me gusta porque:
  • Dispones de un perfil de usuario y se va conformando tu “alter ego musical“.
  • Hay información sobre eventos musicales, dónde y cuando, pudiendo enlazar crónicas y/o fotos/vídeo.
  • El sistema me va sugieriendo artistas o conciertos que me pueden gustar, basados en mi perfil.
  • Si te apetece un Random temático, suele funcionar bastante bien.
  • Puedo hacer mis listas de reproducción
  • Tengo la posibilidad de descargas gratuítas de grupos similares a los basados en mis gustos, pudiendolo exportar a RSS y descargarlo como un podcast.
  • Tiene un contenido social que hasta ahora los otros dos sistemas no tienen, permitiendo actalizar prácticamente en tiempo real desde un mosaico de artistas a un “lo que estoy escuchando”
  • Me ofrece estadísticas de mi actividad musical
  • Puedo elegir software o web, ambas están a mi elección.
– No me gusta porque:
  • Si yo quiero oir a un artista, quizá sólo quiera oir a ese artista, o como mucho música muy similar. Cuando la emisora lleva un buen rato puesta, puede salir “cualquier cosa”.
SPOTIFY:
– Me gusta porque:
  • No tengo que descargarme un disco para probarlo.
  • No tengo un usuario limitado, sino que con mi usuario gratuíto sólo tengo que escuchar publicidad de vez en cuando.
  • Puedes hacer listas de reproducción.
  • Incluye la monitorización de los temas en mi perfil de Last.fm
– No me gusta porque:
  • No sirve para mucho más que para escuchar música.
  • Necesito un software, y me gustaría poder escuchar desde el navegador también. Poder elegir.
  • Es un poco limitado en cuanto a discos y artistas.
  • No me gusta el inicio que tiene, con playlists de géneros y años, pero es un comienzo.
  • No tiene ninguna vinculación social, si la tuviera sería mucho más enriquecedor.
YES.FM:
– Me gusta porque:
  • No tengo que descargarme/comprar un disco para probarlo.
  • Puedo hacerme fan de quién me guste, supongo que formará parte de mi perfil.
  • Puedo publicar cosas en distintos medios, como en Facebook, o enviar por correo electrónico.
  • Puedo hacer mis playlists, pero eso también puedo hacerlo en Last.fm y en Spotify.
  • Porque me da mucha información, como fácil acceso a toda la discografía, Wikipedia o artistas relacionados (y parece que acierta en la similitud)
  • Puedo valorar los temas.
  • Tiene la letra de las canciones.
  • Tienes acceso a los discos desde el mismo día del estreno.
  • Puedo acceder desde el navegador, sin instalarme ningún software adiccional.
  • Tengo la opción de escuchar los discos/temas que quiera, pero también acceder a la radio del artista y sus relacionados, como Last.fm.
  • Hay disponibles playlists temáticas (¿quién las hace?)
– NO me gusta porque:
  • Me gustaría que tuviera un contenido más social, como Last.fm, donde puedes tener a tus amigos.
  • Es de pago, y para disfrutar de los discos enteros hay que pagar. Yo tuve un usuario de prueba de un mes.
  • Prefiero el método de Spotify, donde me ponen publicidad si no pago.
  • Tengo que ejecutarlo desde el navegador, sin poder utilizar ningún software que recargue tanto mi sistema como el navegador abierto. Me gustaría elegir.
Y como RESUMEN de todo diría que me quedo con:
Last.fm como plataforma social de música, aunque oiga poca en ella, sino fuera de ella. Si la hacen de pago la continuaré usando.
Spotify para probar discos conocidos o consolidados.
Yes.fm si fuera gratuíto estaría muy bien, si tuviera más contenido social también, pero al ser de pago y tener las carencias que suplen los otros dos, prefiero dejarlo como tercero de la lista, aunque puede ser perfectamente el primero para aluien que esté dispuesto a desembolsar una pequeña cantidad al mes (3,95 euros, que “tampoco es dinero“)y evitarse de complicaciones.
Anuncios